Fast-Food

En el sector de la restauración se cuida especialmente la experiencia del comensal desde que entra en el local hasta su marcha, situaciones en las que la Cartelería Dinámica o Digital Signage tiene una función que cumplir.

En primer lugar es clave determinar los objetivos del canal de contenidos que vamos a presentar, que tienen connotaciones diferentes según la situación del público en cada momento. De esta manera podemos enfocar los contenidos a generar más tráfico en el local, dar a conocer nuestros productos, entretener y lanzar mensajes que aumenten la imagen de marca o generar ingresos gestionando la publicidad en las pantallas.

Compramos lo que vemos en las pantallas!

En segundo lugar y ligado al punto anterior estaría la ubicación física de las pantallas, que en función del objetivo que queremos conseguir podrían estar en el escaparate, entrada o interior del comedor.

El interés por el Digital Signage en este sector está en constante crecimiento, según un estudio el 80% del público que entra en los establecimientos de Fast-Food es consciente de la existencia de Cartelería Digital, e incluso altos porcentajes de público consideraban la información promocional relevante y con alta probabilidad de compra por su parte.